El papá de mi amiga.

Leído: 117, Respuestas: 5 , publicado: Feb 11, 19, 01:42
Sal Gema
Rocío y yo somos amigas desde la preparatoria, seguido estoy en su casa o ella en la mía, comemos y dormímos una en la casa de la otra, pero su papá de nombre David, es un señor muy interesante, 35, 40 años no lo sé en realidad, pero me llama mucho la atención, tiene una plática muy interesante que cautiva, una voz gruesa que seduce y es tan caballeroso que enamora, pero con mi falda escolar gris de tablones, la blusa blanca, calcetas blancas casi hasta la rodilla y los zapatos choclos del uniforme de la escuela, y sin nada de maquillaje, no me veo nada sexi.

Un día en la escuela Rocío me comentó que su mamá se iría de viaje por varios días y que tendría que cocinarle a su papá, ya que yo cocinaba seguido en mi casa por las labores de mi mamá, me ofrecí para apoyarla, de paso podría atender al galán de su papacito.

El viernes por la tarde me presenté en su casa y los acompañé al aeropuerto a dejar a su mamá, de regreso, David, dijo si pasábamos por unas pizzas para cenar, idea que nos agradó a Rocío y a mí. La cena fue muy agradable y nos preparamos para ver una película, Rocío y yo subimos a ponernos nuestra ropa para dormir, yo me puse un short de pierna amplia, debajo una tanga de encaje blanco, una blusa camisera, con botones al frente, claro, abiertos los tres de arriba dejando ver un poco mis redondos y firmes senos de tamaño regular, Rocío se puso una playerota que le llegaba a las rodillas, con una pantaleta que cubría bien toda su cadera, eso sí, sin sostén, solo se le marcaban un poco los pezones.

Mientras veíamos la película acostados en el sofá y comíamos palomitas y refresco, noté que David no me perdía de vista cada vez que me empinaba a agarrar palomitas del bol y mi blusa colgaba un poco, yo hacía una pausa para que viera un poco más, al recostarme en el sofá subía mis piernas para que él alcanzara a ver un poco más de lo debido, sabía que estaba excitado conmigo, para esto Rocío ya estaba dormida en el sofá, por eso David cada vez disimulaba menos sus miradas a mi cuerpo. Cuando terminó la película le hice una pregunta con doble sentido.

-       ¿Dejamos a Rocío aquí y nos vamos a la cama?

-       No, mejor la llevo a su cama.

Con gran ternura de un padre a una hija, la despertó y la llevó a la cama y la arropó, yo me senté a la orilla de la otra cama, viendo esa tierna escena, pero yo no quería eso para mí, quería que me viera como una mujer, que me deseara, discretamente me desabroche otro botón de mi blusa y cuando se retiraba fui a despedirme de él deseándole buenas noches, dándole un abrazo y un beso en la mejilla muy cerca de su boca, me abrazó por la cintura jalando mi blusa y provocando que una de mis tetas saltara fuera de la blusa, yo actué como si nada pasara, él al ver mi teta de fuera se puso nervioso, solo dijo.

-       ¡Eres muy hermosa!

-       ¿De verdad te parezco una mujer hermosa? -le dije con voz melosa.

-       ¡Estás, estás muy hermosa! – volvió a decir.

Volteó nervioso a ver a Rocío y ella seguía bien dormida y se dirigió a la puerta de la recamara despidiéndose al salir. Al día siguiente, cuando nos levantamos Rocío y yo, bajamos a hacer el desayuno, David no bajaba, hasta pensamos que había salido temprano, así que me ofrecí para ir a buscarlo, pero en eso oímos que ya venía, nos saludó de beso como era costumbre y se sentó a desayunar, más bien a comer, ya que pasaba del medio día. Por la tarde salimos a dejar a Rocío a su ensayo de Ballet folclórico que estaban montando para un festival, solo la dejamos y regresamos a casa, la tensión se sentía en el auto, no pronunció palabra, al entrar a casa, le pregunté.

-       ¿Por qué tan serio?, no me dirigiste la palabra en todo el camino.

-       ¡No, no, nada, no pasa nada!

Yo vestía una blusa con botones al frente de manga corta, pero amplia, floreada de colores muy vivos, una falda negra entallada, medias y zapatillas negras, mi cabello negro ondulado y un buen maquillaje me hacían ver mas grande de edad.

-       Pareces molesto conmigo… ¿hice algo malo?, ¿Me porté mal?

-       ¡Estás muy hermosa, demasiado hermosa!

-       ¿Y eso te molesta? – le dije con voz muy melosa y acercándome provocativamente a él.

Me sujetó de la cintura y nos fusionamos en un largo y apasionado beso, sus manos recorrían mi espalda y su lengua buscaba desesperadamente la profundidad de mi boca, mi cuerpo se estremecía con tanta pasión, al tomar un respiro, nos vimos a los ojos, luego bajo su vista a mi pecho y mis manos desabrocharon un botón, eso bastó para que me besara otra vez en la boca siguiendo con las mejillas, mi oreja, el cuello y el pecho mientras que me quitaba la blusa y caía al suelo, se detuvo para admirar mis tetas, cubiertas con una fina y transparente malla enmarcado por un delicado encaje negro de mi sostén, apretó y masajeo mis tetas al momento que me chupaba uno y otro pezón, alzó mi sostén y me lo quitó por arriba de la cabeza, él seguía chupando y masajeando mis tetas, desabroché en botón de atrás de mi falda y bajé el cierre y mi falda cayó hasta los tobillos, que rápidamente hicimos a un lado, el diminuto triángulo de mi tanga escasamente cubría mi vagina, delicadamente me llevó al sofá.

Me hinqué en el asiento recargando mis manos en el respaldo y parando mi cola, su boca besaba mis nalgas y su lengua recorría por en medio de los pliegues de mis nalgas llegando a mi ano y mi vagina, arrancándome un gemido de placer, sus dedos acariciaban y exploraban la profundidad de ambas cavidades, lo ayudé separando mis nalgas con las manos mientras que él me daba lengua en mi ano y metía sus dedos en mi vagina, los dos estábamos muy calientes, me giró para ponerme boca arriba y vi que ya estaba desnudo, con su enorme pene bien duro y brilloso, estire mi mano para acariciarlo, era grande y grueso, acerqué mi boca para mamárselo, recorriendo hasta la base, salía a la punta y lamía con mi lengua hasta sus testículos y regresaba a la punta para volver a meterlo a mi boca hasta la base mientras le acariciaba sus testículos con mis manos.

Me recosté en el sofá, él volvió a hacer a un lado mi tanga y apuntó su pene a la entrada de mi vagina, la fue metiendo despacio, conforme la iba metiendo yo gemía y apretaba sus brazos en sus anchos bíceps, cuando sus testículos toparon con mi vagina, comenzó despacio el movimiento de mete y saca, que fue aumentando poco a poco, mis senos danzaban al ritmo de cada embestida, mis gemidos y jadeos también se intensificaron, me dio un buen rato, después me levantó y el se acostó boca arriba, entonces me monté en él, introduciendo su pene en mi vagina y comencé a cabalgar, él acariciaba mis senos, me incliné para que me los chupara, mordía y succionaba mis pezones alternadamente.

Después me recostó en el respaldo del sofá, boca abajo, con mi cara hacia el asiento y mi cola bien parada, me quitó mi tanga y comenzó a acariciar mi ano, entendí sus intenciones, me aterré ser penetrada por ese pene grande y grueso por mi colita, con mi mano intenté detenerlo.

-       ¡No, no!, por mi culo no, me vas a destrozar – le dije suplicante.

-       Lo voy a hacer con cuidado, si no aguantas, no lo sigo intentando.

Acepté toda temerosa, David lubricó mi ano con saliva y volvió a meter los dedos para prepararlo para la invasión que estaba planeando, no soy virgen del ano, ya me lo habían penetrado antes, pero David tiene una verga grande y gruesa y eso me daba miedo, él la colocó a la entrada, primero solo la cabeza, solté un gran grito, pero soporté el primer ataque, después otro poco, sentí como los pliegues de mi ano se abrían y cedían a la inminente penetración, volvió a salivar el ano y su pene y empujó otro poco, volví a gritar, pero soporté la embestida, relajé mis caderas para recibir al intruso que volvió a ganar terreno, pero en esta sentí sus testículos rozar mi vagina, me relaje, sabiendo que estaba todo adentro de mí, después de una brevísima pausa, comenzó despacio el movimiento de mete y saca, mis nalgas temblaban con cada embestida, él me nalgueaba, yo gritaba y gemía, me paraba en la punta de mis pies y movía mi culo para gozar más este rico sexo anal, sus manos sujetaban mi cadera y la jalaban hacia su pelvis mientras que esta empujaba todo el pene hasta lo más profundo de mi cavidad anal, haciéndome gritar y desear que esta deliciosa tormenta no se acabara nunca, pero todo tiene su final, David comenzó a estremecerse y a gruñir, soltando todo su chorro dentro de mi ano que inundó inmediatamente, la precisión de los siguientes  chorros hiso que su semen saliera por los bordes y escurriera por mis piernas, hasta llegar a mis medias, su pene seguía duro dentro de mi ano, él volvió a empujarlo otra vez, pero su firmeza se iba perdiendo, hasta que salió de mi ano y David con piernas temblorosas buscó una silla para sentarse.

Me levanté, despeinada, con el maquillaje corrido, sudada y con la entrepierna escurriendo su semen lo miré, sonreí y le dije.

-       ¡Estuvo riquísimo, es el mejor sexo que he tenido!, espero esto se repita.

Me agaché a recoger mi tanga y subí las escaleras despacio, así, desnuda, solo con mis medias y mis zapatillas negras que nunca me quité y mi tanga en la mano, David me siguió con la mirada, me fui a bañar, cuando entre a la recamara, ya estaban ahí mi sostén, mi blusa y mi falda, me quité la toalla y me senté en el taburete para peinarme, en eso el entró, ya bañado, vestía su pantalón y zapatos, no traía camisa.

-       ¿Te encuentras bien? – Preguntó

-       ¡Perfectamente! – dije poniéndome de pie y caminando hacia él desnuda completamente, lo abracé y nos besamos en la boca apasionadamente – dime que no va a ser la única vez, que repetiremos esto, ¡Por favor! – suplique.

-       ¡Claro preciosa!, a mí también me gustó y quiero que esto se repita, pero tenemos que ser muy discretos, que no se entere nadie. Voy por rocío, ya me habló, que sale en una hora.

Salió de la recamara y fue por Rocío, el domingo no pasó nada y el lunes fuimos a la escuela Rocío y yo, David fue por su esposa al aeropuerto en el transcurso de la mañana. Así fue como me convertí en la amante del papá de mi mejor amiga. David y yo nos hemos seguido viendo, no tan frecuente como quisiéramos, pero ya llevamos un año disfrutando de nuestro amor prohibido.

 

*** FIN ***
    +2
0
no sabia que habian mujeres en la pag
Feb 11, 19, 02:24
0
Xragon
Populus Spirit
A la madre. xD

Estos amores prohibidos. +1
Feb 11, 19, 03:50
0
raffiki52
Air
baia baia relato
Feb 11, 19, 10:16
0
nose rick parece falso
Feb 11, 19, 03:41
0
Willy Wonka
Crollius
Que buen copipaste :v
Feb 12, 19, 10:32

 

Tu también puedes publicar en esta categoría, ¿que esperas?. Únete al grupo de usuarios que más participan.

Publicar